domingo, 1 de enero de 2012

Excursión urbana: El Drac de na Còca

Un divertido paseo por Palma con niños, en busca de las pistas del terrible Drac de na Còca.

El Drac de na Còca es una de las leyendas más conocidas de la ciudad de Palma. Cuentan que en el siglo XVII un dragón sembraba el terror en la zona de la catedral y la Portella cuando salía por la noche a buscar comida.
Drac de na Còca de Marià Portas, fiestas de San Sebastián 2011 

El valiente capitán Bartomeu Coc, gobernador militar de Alcudia, visitaba una noche a su amada en la Calle de la Portella cuando de repente noto una presencia, se giró y vio como unos ojos vidriosos le miraban. El terrible dragón abrió sus fauces y se abalanzó sobre el capitán, éste desenvainó su espada y la clavó en la espalda del terrible animal.

Arrastró el cadáver del animal hasta la ventana de su amada y le dijo; "Vet açí es drac: es Drac de Na coca", traducido sería; "He aquí el dragón: el dragón de Coca".

El dragón no era más que un cocodrilo que posiblemente vino en algún barco mercante y creció en las alcantarillas de la ciudad. Aunque esta parte de la historia no se la contaremos a los niños hasta el final de la excursión, no tenemos que quitarles la ilusión de la búsqueda del dragón.

Actualmente el cadáver disecado el animal se puede contemplar en el Museo Diocesano de Palma, junto a la catedral.


Inicio de la búsqueda de las pistas.


Si damos un paseo por la calle d´en Morei, de la portella o por los alrededores de la catedral podremos encontrar pistas que nos indicarán la ruta por la que el temido dragón realizaba sus salidas nocturnas.

Introduciremos a los niños en la historia y comenzamos la búsqueda de pistas en el  "Carrer d´en Morei", junto a la plaza Santa Eulalia. Deben buscar por las fachadas cualquier pista al respecto.



 Esta es la primera pista que encontraron, no pertenece a las "verdaderas pistas", pero los niños localizaron  varias imágenes y símbolos relacionados con "sargantanas" y dragones. Vamos a llamarlos "falsos positivos", encontraremos varios de ellos a lo largo de la ruta.

Justo haciendo esquina sobre el cartel anterior encontramos la calle de L´Almudaina y la primera pista del recorrido.





Continuando por la calle d´en Morei encontramos otro "falso positivo".


Cualquier cosa les parecerá un dragón a los niños. He pasado muchas veces por esta calle sin fijarme en el detalle de estas ventanas situadas en el lado izquierdo de la calle.

Continuaremos calle abajo hasta llegar a un cruce de calles, con el "Carrer de la Puresa y el Carrer de la Portella". Al fijarse bien en un edificio de la izquierda podremos encontrar de nuevo otra pista.





Una vez llegados a este punto tenemos dos opciones, continuar por la calle de la portella o girar hacia la izquierda en dirección a la catedral.

Si continuamos por la calle de la portella podremos explicar como tuvo lugar la lucha entre el capitán y el dragón. Podemos andar un poco más hasta llegar al "Parc de la Mar", explicando la función de la antigua puerta de la muralla en la época medieval.

Retomando la ruta en el punto anterior continuaremos en dirección a la catedral. En un garaje en la parte izquierda de la calle encontraremos otro "falso positivo".



Giraremos por la calle de San Palacio, llegando al Museo Diocesano y el fin de nuestra ruta.

Ahora sólo queda buscar por las fachadas de los edificios cercanos la última pista del dragón.



En esta última pista ya se ve claramente que la escultura es un cocodrilo, podemos ya desvelar a los niños  la verdadera naturaleza del dragón, y si está abierto, entrar en el Museo Diocesano para ver el auténtico Drac de Na Còca disecado.



El Museo abre el último sábado de cada mes, a las12 horas. Hay que apuntarse previamente en el teléfono 971 72 38 60.

2 comentarios:

  1. Que interesante historia y que bueno que hagan esas salidas didácticas.

    ResponderEliminar
  2. He realizado varias rutas por Palma con esta gente:

    http://mallorcarutes.blogspot.com/

    La verdad es que son muy buenos, y no está mal el precio.

    Lo que cuento en este artículo lo aprendí en una de estas salidas, creo que se llamaba "Mallorca Mágica" y la hicimos por la noche en verano. Todo un lujo pasear por el centro de Palma y encima aprender temas tan interesantes de nuestra historia y cultura.

    Un saludo.

    ResponderEliminar